¿Por qué elegía el asesino a sus víctimas?