Wallace y Jesse, lucha a muerte