Scott recuerda el ataque del asesino