Mata a sangre fría a toda su oficina