Salva y Manoli perdonan sus celos y traiciones y crean un nuevo hogar