Pilar, a Jonatan: “Antes eras un bailaor y ahora te has convertido en un dragón”