Jonatan, a Pilar Cebrián: "Quiero dejar de ser el dragón, el hombre del látigo"