El intercambio entre la madre 'pija' y la antisistema termina con "paz y amor"