Se va sin un euro "por los pelos"