Una 'oportuna' llamada