Todo un merchandaising preparado para recibir al Papa