200 confesionarios portátiles listos para la visita papal