No han tenido buen ojo, ni alturas ni inventos