¿Quién será el 'bastardo'?