Los fans se mojan con Raphael