Rafa demuestra ser un adicto al baile