¡Oliver se convierte en el invencible!