Dani Martín en uno de los paneles