Antonio, un candidato con mucho ritmo