RDKL consigue la desactivación de bomba más ajustada de toda la temporada