Una team fight decisiva en el early game que decantó la partida para OverGaming