Los favoritos no defraudan en la segunda jornada y afianzan el liderato