Los puestos de descenso quedan sentenciados en la Primera División