Los jugadores de la Liga de Videojuegos se pasan al nuevo Call of Duty