Crónica de la Jornada 7: Skulls arrasa a Pain Gaming en la Grieta del Invocador