Joan Prieto y Ángel Quitana, como locos por conocer al campeón de Call of Duty