Cristina Duato no soporta la presión con Francis Montesinos y termina al borde del desmayo