Raquel: “Marisol estaba flipando con mi cinturita de avispa”