Misión cumplida: los Fernández Navarro acaban con la plaga de grillos