¡Vaya clase de equitación la de Jorge!