Saray, perturbada por un cámara freelance