Joaquín, entusiasmado: "Ha sido como grabar la película de Rocky Balboa"