Noemí y Raquel, celosas en el espectáculo de danza del vientre