Naiara y Cristo montan una peluquería callejera en las 3.000 viviendas