Raquel y Noemí, en busca del sofá perfecto ¡en el templo del brillo!