Las Salazar y los idiomas: El inglés le juega malas pasadas y el catalán lo aprenden… a su manera