La Rebe confunde la Alhambra de Granada... ¡con un alambre!