Un señor consigue su minuto de gloria