Soraya consigue los 3.000 euros gracias a dos accidentes geográficos