Un militar de Cartagena gana 3.000 euros para una residencia de ancianos