Félix pasa de tener un billete de cinco euros en el bolsillo a llenárselos con 6.000