Se lleva 3.000 €... ¡y quiere al guionista!