¡La tuna se lleva 3.000 euros!