Un final de ópera para Mari Berna