El agente Wallace se lleva los 6.000 euros