Salta el contestador y Alicia pierde 600 euros