Salió del dentista y se fue con 1.000 euros