¡Rubén se lleva los 3.000 euros!