Pierde por fiarse de las apariencias