María Luisa pierde 3.000 euros por culpa del arcoíris